Oseoforte

Complemento alimenticio a base de Glucosamina, condroitina y MSM

Imagen del estuche Oseoforte

El sulfato de condroitina es el responsable de la resistencia a la compresión del tejido cartilaginoso; su pérdida es la principal causa de artrosis. En combinación con el sulfato de glucosamina, su uso es habitual en el tratamiento de las enfermedades articulares degenerativas. La glucosamina participa en la síntesis y reparación del tejido cartilaginoso, mientras que la condroitina aporta elasticidad. Una de las fuentes más importantes de sulfato de condroitina es el cartílago de tiburón.
El metilsulfonilmetano (MSM) es un compuesto azufrado presente en frutas, verduras y granos, siendo la leche el alimento más rico en él. Constituye una fuente de azufre, mineral que forma parte del tejido conjuntivo. Se le reconoce a este compuesto una actividad antiinflamatoria y analgésica en procesos artrósicos, más notable cuando se une al sulfato de glucosamina.

Estas tres sustancias no sólo tienen aplicación en personas con artrosis, sino que en los deportistas ayudan a mejorar los síntomas de sobrecarga en tendones y músculos.

  • Sulfato de glucosamina, 315 mg
  • Sulfato de condroitina (tiburón) 90%, 168 mg
  • MSM (metilsulfonilmetano), 63 mg

Tomar dos cápsulas al día en la comida.

40 cápsulas

Apto para diabéticos, sin gluten y sin azucar

¿Quieres saber más?

    Acepto recibir respuesta a este formulario por e-mail.

    Acepto las condiciones de uso y política de privacidad al enviar este formulario.